Inglés Italiano

(Textos Bernat Castell)

Rosa Gonzales Beuchat Team
Rosa Gonzales hace pocos años
Rosa Gonzales Beuchat Team
Rosa Gonzales Beuchat Team

Hace bastantes años me llamó la atención una foto en una revista a la que los lectores enviaban fotos de sus capturas en la que aparecía una chiquilla con un palometón casi más grande que ella. Quién me iba a decir que la conocería personalmente durante el Campeonato de España femenino de 2016 celebrado en Mallorca, y más aún que llegaríamos a coincidir en la selección nacional. Conozcamos un poco más de esta gran pescadora natural de Sagunto (Valencia).

Bernat Castell. Empezaste pronto en este deporte ¿De dónde nace esta afición? 

Rosa González.  Supongo que como en cualquier deporte. Desde niña establecí un vínculo con lo que me rodeaba y en mi caso fue el mar. Disfrutaba cogiendo conchas en la playa y al vivir cerca del mar, siempre jugaba con la máscara de bucear. Me encantaba observar la vida que había en los espigones.  Como era típico durante mi juventud, te compraban un tridente de la tienda de souvenirs, una máscara, un tubo y… corriendo hacia el agua. Eran otros tiempos.

Un día jugando con mi hermano y sus amigos en el espigón, les pedí que me dejaran el tridente y la máscara. Instintivamente, por llamarlo de alguna forma, vi un pulpo escondido en el fondo, donde terminan las piedras y empieza la arena. Emocionada, ni me lo pensé, ese pulpo vino a casa.

En ese momento fue cuando les pedí a mis padres que me compraran un tridente para mí. Estamos hablando de cuando tenía unos 14 años creo recordar. Me pasaba cada sumergida, observando, aprendiendo, cazando. Por aquel entonces había pulpos hasta en verano. Aprendí a distinguir la silueta de los lenguados. Rompí un montón de tridentes, hasta que mi padre me hizo uno de hierro. Era la adolescente más feliz del mundo con mi super tridente, tosco, pesado e irrompible. Aun lo tengo guardado.

En mi familia se practicaba la pesca con caña de vez en cuando y la caza, pero no la pesca submarina.

Recuerdo recorrer los espigones en busca de pulpos y mi madre acompañándome por encima del espigón. En aquel momento me atrapó la felicidad de mi madre al ver que yo disfrutaba tanto y a la vez sacaba pulpo para llevar a casa.

A los 16 me saqué la licencia de pesca submarina, tuve mi primer equipo completo traje, aletas, fusil y un cinturón de plomos casero, cómo no jajajaj. A día de hoy, los plomos que llevo son reciclados de aquel primer cinturón.

Como anécdota contaré como fue el día que estrené mi equipo de pesca submarina. Un día típico en familia, toda la familia fuimos al Grao (una zona de mi pueblo) a pasar el día en la playa y para que la chiquilla estrene el material. Cuando digo toda la familia, no me refiero sólo a mis padres, sino a mis tíos y primos. Bueno, casi todos. El agua no estaba muy limpia y era totalmente desconocedora de dónde dirigirme, así que mi padre me dijo: dirígete recto que hay unas piedras allí. No se veía nada y para allá que fui. Yo seguía nadando hacia mar adentro intentando encontrar esas rocas y de repente, no sé a cuánto estaría de la orilla, pero un banco de palometones se me cruzó. Bueno, o yo me crucé en su camino ya que al mirar hacia mi derecha vi que me estaban esquivando. Ni me lo pensé, no sé si apunté o disparé por instinto. De repente, ese tirón hacia abajo. Fue una lucha corta pero intensa. Él tiraba hacia abajo y yo hacia arriba. Sin experiencia, ya os podéis imaginar la sensación que me invadió. Me abracé al palometón y con mi gran cuchillo lo rematé. No lo solté hasta llegar a la orilla agotada. Fue entonces cuando mi madre le dijo a mi padre: ves que la chiquilla ha pillado un pez. Sólo se veía la cabeza. Recordare la frase de mi padre cuando me ayudó a sacar el palometón: Tú ,lá próxima vez carrete. Llevaba un fusil de 75 cm sin carrete. ¿Cómo no me iba a enganchar a este deporte?

BC: ¿Cuál es tu zona habitual de pesca y qué tipo de pesca sueles practicar? 

RG: Suelo salir mucho por los espigones que hay cerca de mi pueblo. Aunque cada vez que puedo, me gusta ir a zonas más bonitas, sobre todo hacía Alicante ya que es paraje más natural.

Mi tipo de pesca es bastante al acecho. No suelo pescar al agujero ya que mi zona no alberga grandes piezas escondidas en ellos. Con el tiempo voy practicando distintas modalidades, más esperas, de vez en cuando, si veo que no hay movimiento, busco entre los bloques.

Como la mayoría de mis salidas son a nado, me tengo que repartir el tiempo con cabeza. Nadar hasta las zonas más prometedoras, por lo que de camino reservo energía para poder realizar esperas en dicho punto. En el trayecto voy como una depredadora, avanzando y siguiendo mi instinto, hago bajadas puntuales cuando algo en mi interior me lo dice. Observo a los peces, analizo como está el entorno, las posibilidades de un tipo de pesca u otro.

He de decir que, aunque muchos piensen que mi zona es una mina, no es así. Me paso muchas horas en una jornada para poder sacar algo.

BC: ¿Nos das algún consejo o pequeño truco para realizar una buena captura? 

RG: Hay varios factores que yo tengo en cuenta.

Miro el pronóstico del tiempo, aire, oleaje, mar de fondo, frecuencia de los peces.

Dedicarle horas a la jornada de pesca, porque no se puede salir sólo una hora y pretender hacer milagros, aunque a veces los haya jajajaj.

Comprender el comportamiento de los peces. Ellos te dirán si hay depredadores cerca. Aunque parezca absurdo, a mí me ha servido de mucho. Hay jornadas que salgo con unas expectativas y durante el trayecto veo que no va a funcionar, por lo que me toca cambiar de estilo de pesca.

Cambiar de zona de pesca, aunque no conozcas el lugar y pienses que no pescarás nada. Siempre hay sorpresas, incluso si la zona es muy frecuentada. La actitud hace mucho. Está claro que todos salimos siempre con ganas de capturar una gran pieza, pero lo importante es disfrutar y no obsesionarse. Cuando te conoces mucho una zona te habitúas y no experimentas otro tipo de situaciones que te hagan salir de tu zona de confort.

Aprender de los errores, escuchar a los compañeros y aplicar las técnicas que más se adapten a uno mismo.

Hay muchos compañeros, que siempre me dicen:  yo quiero pescar hondo y aguantar mucho para sacar grandes piezas como fulanito o menganito. Fulanito y menganito llevan muchos años de experiencia, utilizando técnicas que han ido perfeccionando. Saben respirar, algunos tienen el don, como yo digo, y otros han ido mejorando poco a poco. No tener prisa es importante para mejorar.

Yo ni soy profundista, ni tengo una gran apnea, pero sí he aprendido a saber cuáles son mis límites. Un día puedo bajar 20 metros y hacer buenas esperas (para mí) y otro día no sentirme cómoda y soy consciente para decirme a mí misma: dirígete a poca agua que hoy no estás para bajar tantos metros.

Y no lo olvidemos, hacer un cursillo de apnea es fundamental, ya que es importante saber respirar, conocer nuestro cuerpo y limitaciones.

BC: ¿Qué material utilizas? 

RG: Por suerte tengo un gran espónsor que me apoya y proporciona buen material.

Incluso antes que Beuchat me esponsorizara, ya utilizaba ese material.

Soy chica de fusil de 90 cm de cabezal cerrado. Le tengo pillado el punto y me cuesta adaptarme a otros modelos. Aunque en mi plancha llevo siempre un fusil de 75 cm y dependiendo qué busque, un 60 o un 110. Con los años y gracias al hecho de desplazarme a aguas menos turbias, he ido manejando fusiles de más largos.

Como le dedico muchas horas, para mí es muy práctico llevar una plancha donde meter material, incluso gomas de repuesto para mi fusil Beuchat Marlin Evil 90, agua y algo de comer. Y si la cosa se pone fea, me resulta práctica para salir del agua. Es como una mini barca, aunque el motor sean mis piernas jajajaj.

Aletas, tengo de dos tipos, unas Beuchat Mundial Elite de plástico para hacer espigón y unas Beuchat Elite Carbon para cuando voy a pescar más profundo.

Trajes, utilizo varios modelos dependiendo de la época del año. Por supuesto en invierno un chicle Beuchat Elite, chaqueta de 7 mm y pantalón de 5 mm. Cuando va calentando el agua un 5 mm Beuchat Rocksea Redrock o Trigocamo, y para verano uso un traje de 3 mm. Al principio era un poco reacia a los trajes chicle, pensaba que lo rompería, pero se nota la diferencia cuando el agua esta fría.

BC: Pasando al plano competición… Ganaste el nacional femenino en 2016 y desde entonces siempre has estado entre las favoritas, pasando también por la selección,… Eso no es cuestión de suerte ¿Qué trabajo hay detrás? 

RG: En mis comienzos diré que no tenía ni idea de qué hacer para ganar o estar de las primeras. Simplemente empecé a participar sin grandes expectativas, pero siempre con ilusión de conocer lugares nuevos, especies nuevas y compartir experiencias con otras compañeras. No tengo un carácter muy competitivo.

Estar relajada es un factor muy importante, aunque es difícil y no siempre se consigue hasta que consigues una primera captura y piensas: al menos voy a puntuar.

Pero con los años he aprendido a que es muy importante dedicarle tiempo a reconocer la zona. Manejarte bien en las distintas técnicas de pesca (acecho, esperas, al agujero…) y disponer de una embarcación con sonda (cosa que no tengo).

Mucho antes de ir a la zona de competición me dedico a buscar información de donde sea. Vídeos de pesca de esa zona, mapas donde pueda ver el relieve marino intentando encontrar roca, consultar a compañeros sobre las mejores técnicas.

Y también muy importante, como todos saben, tener a alguien que te diga zonas clave de pesca. Sinceramente os diré que en esto siempre pasa lo mismo, o al menos a mí. Preguntas a los compañeros y nadie dice nada, hasta que termina la competición y aparecen esos que te dicen: haberme preguntado que yo sé un montón de sitios. Entiendo que muchas veces no te digan nada, a ellos les ha costado lo suyo conseguir marcas, han gastado su tiempo y su dinero en inspeccionar la zona y aunque no compitamos en la misma zona, sé que todo termina filtrándose. No siempre es así, pero en las ocasiones que te dan alguna pista, son zonas a las que por mis capacidades no voy a llegar.

Las cosas son como son y que me juzguen como quieran. Los contactos son muy importantes, tener marcas de antemano también. Que te den la faena medio hecha facilita mucho.

Me lo he tenido que currar mucho para llegar hasta donde he llegado, con mis capacidades, con mis experiencias, con mi perseverancia.  He de decir que no es lo mismo mirar zona sin fusil y ver mucha vida, que el día de la competición, pues todo cambia. O ya hay alguien en esa zona o hay mucho movimiento de barcas, o las corrientes han cambiado… Hay muchos factores a los que hay que estar habituados para realizar un buen trabajo y aun así cuesta mucho.

Está claro que si eres buena profundista y llegas donde otras no llegan, tendrás más posibilidades.

Por otra parte, las competiciones femeninas aún no están a nivel de la masculina. Se ha dado el caso de tener que mirar la zona a nado, porque a nivel económico no he podido permitirme una embarcación, y luego disponer de embarcación sólo el día del campeonato. Todo cambia.

He aprendido que tampoco me puedo fiar de una zona, por mucho que te digan que ahí fulanito sacó muchas piezas y ganó el campeonato. Sinceramente, me fio más de mi instinto.

Por poner un ejemplo. En el Nacional de Cádiz, que fueron 2 jornadas de zona en común con los chicos, compartí gastos y barca con la compañera Prat para inspeccionar las zonas. La primera jornada, como era de esperar, las marcas que tenía ya estaban ocupadas, pero no me rendí y me dije a mi misma: ale, al montón, esto es así, te va a tocar luchar. La segunda jornada decidí cambiar de estrategia y confié en mi barquero que era de la zona, “el Petaca”. Me dije a mi misma: has mirado zona, vayas donde vayas habrá alguien, sabes pescar y adaptarte, confía en tu barquero. Y la verdad que me salió bien la jugada.

Cada competición ha sido distinta y de cada una de ellas he ido sacando experiencias sobre las qué trabajar. A día de hoy aún sigo aprendiendo. Oír, callar y aplicar.

También os contaré que todo lo aprendido durante estos años lo puse en práctica en el euroafricano de Dinamarca. Para mí fue uno de los mejores trabajos que realicé, bueno realizamos todas nosotras. Miramos zona, estudiamos el clima, el comportamiento de los peces, totalmente distintos a lo que conocemos. Y aunque, particularmente, regresé con un mal sabor de boca por lo sucedido y porque nuestro gran trabajo no quedó reflejado, a día de hoy sigo muy orgullosa de como luchamos.

BC: ¿Cómo ves el futuro de las competiciones femeninas? ¿Te ves en ese futuro, te has marcado objetivos? 

RG: Sinceramente, a día de hoy no sé ni qué pasará mañana.  

Sí que se veía un incremento en la participación de las féminas en los campeonatos, al menos en los nacionales. Sé que muchas federaciones incorporaban competiciones para las féminas con intención de abrirnos más puertas y ofrecernos la oportunidad de participar.

Personalmente pienso que aún es pronto para hacer campeonatos exclusivos para nosotras, aunque no me refiero a los nacionales. Yo prefiero que sigan con sus campeonatos y simplemente nos dejen participar con los chicos. Para mi supone un gran esfuerzo ir a una competición en la que sólo vamos a ser 3 chicas. Personalmente no me llena ganar o estar en el pódium siendo tan pocas. Sinceramente, aunque no consiga pódium, me es más gratificante competir con los chicos y aunque sea por ganar a alguno jajajaj.

Yo espero que con el tiempo seamos más chicas y en un futuro si poder hacer campeonatos exclusivos para nosotras.

Hace un tiempo me planteé el dejar de competir. Como ya he dicho, a mí a nivel económico me supone un gran esfuerzo. Sé que a muchos también. Con todo lo que está pasando en la actualidad, la verdad que con poder seguir pescando me conformo.

Pero si me gustaría, que cuando todo volviera a su cauce, hubiera más féminas participando en este deporte, que para mí es una gran pasión.

Por otra parte, cuando he formado parte del equipo femenino, a nivel de federación, he participado encantada y con mucha ilusión de poder dar lo mejor de mí. Es de gran ayuda cuando te brindan este tipo de oportunidades. En otras ocasiones he tenido la ayuda de mi espónsor Beuchat.

Pero como vengo diciendo, todo el gran avance que estábamos realizando, se ha visto truncado por la situación actual.

BC: Por último ¿Qué consejo darías tanto a las chicas como a los chicos que se están iniciando en este deporte? 

RG: Lo de siempre. No tengáis prisa, hacer un curso de apnea o buscar a alguien experimentado que os pueda ayudar.

Apuntaros a algún club, allí encontraréis de todo, compañeros dispuestos a ayudar, información. Oír, callar y aplicar.

No hagáis como yo y procurad salir acompañados en vuestros inicios, y si puede ser con algún compañero que esté a vuestro nivel o alguien que esté dispuesto a enseñaros, pero que sea responsable.

Duele decirlo pero no todos por saber pescar saben enseñar. Muchos pecan de qué como a ellos les resulta fácil bajar metros, inconscientemente fuerzan a los novatos a hacer lo mismo. Aunque tu compañero baje y parezca fácil, no lo es. No por haber escalado una montaña estás preparado para subir el Everest.

He oído muchos casos de principiantes que por querer ir deprisa ya no están entre nosotros. No lo digo por asustar, lo digo porque es la realidad. Muchos de vosotros lo sabéis.

Procurad ir siempre bien señalizados con la boya, aunque sea nadando cerca de un simple espigón, porque a mí ya me ha pasado de cruzarme con compañeros en agua turbia y llevarme un susto.

Todos sabemos que este es un deporte que tiene sus riesgos. Hay que tener cabeza e ir poco a poco. Hay quien tiene el don y a otros os más costará llegar. No os fieis de todo lo que os digan, los pescadores lo exageramos todo jajajaj.  Experimentad las cosas por vosotros mismos. No porque alguien te diga que esa es la mejor manera de disparar, de acechar, de nadar… realmente sea así, cada uno tiene que encontrar su técnica.

Procurad avisar siempre a alguien de dónde vais a bucear.

Que nadie os quite la ilusión ni menosprecie vuestras primeras capturas. Todos tenemos nuestros inicios y ese sargo de 500 gramos que pilles hoy, mañana será un recuerdo. Pero tampoco matéis todo lo que se cruce jajajaj.

Resultados de Rosa Gonzales

Internacional

2019 1ª POR NACIONES EN EUROAFRICANO DINAMARCA Y 6ª INDIVIDUAL

2018 3ª POR NACIONES EN EL MUNDIAL DE SAGRES, PORTUGAL Y 5ª INDIVIDUAL

Nacional

2016 1ª EN MALLORCA

2017 4ª EN A CORUÑA

2018 4ª TENERIFE

2019 3ª CADIZ